DAR LAS GRACIAS TE HACE MÁS FELIZ

Hoy me siento especialmente agradecida y si hay algo que me hace feliz es dar las gracias, así que: GRACIAS.

Ayer terminó el Curso Bienestar Modo OM, en el que han participado casi 1200 personas y he recibido tanto, que el esfuerzo, el  y el tiempo  que he invertido han merecido la pena de sobra.

Creo que he recibido más de lo que he dado. Así que estoy que no quepo en mí de la felicidad.

Y es que la palabra que más he leído últimamente era “gracias”. Y la que yo he dicho también era esa, por eso me ha dado por pensar en ello.

Cuando comencé a practicar yoga, comencé sin quererlo, a hacer un pequeño ritual. Fue sin darme cuenta, algo que surgió de manera natural, simplemente se instaló en mi rutina, cada vez que terminaba mi práctica. Cerraba los ojos y daba las gracias.

¿Por qué?

Pues por todo y por nada en particular.  Simplemente agradezco cosas.

Como tener una familia maravillosa, aunque en realidad igual no lo es tanto, pero tengo familia y me siento agradecida por ello. Agradezco tener piernas y poder utilizar ambas, agradezco el aire y el sol, agradezco el yoga, agradezco los aguacates y las fresas, agradezco tener amigos…

Dar las gracias cada día me hace valorar lo que hay a mi alrededor, lo que vivo, lo que soy. Y eso me hace muy feliz.

Pero claro, esto de agradecer no siempre es sencillo, a veces el día a día es muy duro y complicado como ara andar agradeciendo cosas, nos basta con sobrevivir.

Pero analizando esto he descubierto un proceso que se puede seguir para agradecer más y sentirse mejor, este proceso es el que sigo yo al menos… Y lo comparto contigo, no es ni mucho menos una ciencia exacta.

Porque no me considero ninguna Gurú del Agradecimiento, ojalá tuviera todo esto superado, no es así ni mucho menos, pero intento trabajarlo. Que para eso estamos aquí, para aprender y mejorar

Los pasos clave que he descubierto

1. Salir del mundo de la queja:

Vivimos en un mundo en el que a veces para tener un tema de conversación hay que quejarse. Estamos totalmente enfocados a la queja, a lo negativo, a lo que falta, a lo que sobra…

Así es imposible fijarse en lo bueno y lo bonito que nos sucede o que tenemos en la vida. Así que el primer paso es alejarse y salir del mundo de la queja.

Tratar de enfocar los pensamientos hacia lo positivo, eso ayuda mucho en el camino del agradecimiento.

Y no es que yo nunca me queje, lo hago más de lo que me gustaría, pero al menos cada vez más me hago más consciente e intento evitarlo.

2. Dejar de querer más:

Cuando nada te parece suficiente y en lo único que piensas es en tener más, nunca agradecerás nada o al menos, no de verdad.

Vivimos para tener más, más de todo, dinero, relaciones, status, atención, zapatos, planes, amor, etc…. Pero nadie nos dice cuánto es suficiente, entonces no hay manera de parar.

Y no hay descanso, por lo que no hay tiempo para disfrutar y agradecer lo que sí se tiene.

Para sentirse agradecida, hay que dejar de desear más y observar lo que ya se tiene.

3. Consciencia:

Si observas detenidamente lo que ya tienes en tu vidas, realmente te darás cuenta de que hay mucho que agradecer.

Serás consciente de la cantidad de cosas estupendas que puedes disfrutar en este mismo instante, de hecho, deja de leer un momento y piensa en tres cosas que existan en tu vida y que puedes agradecer.

Pues a esas tres cosas apenas les das importancia si no traes tu atención a ellas y te haces consciente de todo lo bueno que ya mismo tienes al alcance de tu mano, sin tener que sufrir más ni trabajar más para tener más aún.

 

[thrive_leads id=’155′]

 

4. Lo bueno y lo malo:

¿Sabes qué? Que no solo agradezco las cosas buenas, además estoy loca de remate porque también agradezco las cosas malas.

Porque las cosas malas o que en un principio pueden parecer malas, también pueden traer cosas buenas, aprendizajes, experiencias, finales felices, relaciones nuevas… Lo que sea. Algo que en un principio podemos considerar negativo puede transformarse en algo realmente positivo.

5. La pescadilla que se muerde la cola:

Y me he dado cuenta de que no sé por qué, cuanto más agradezco, más cosas tengo que agradecer, más afortunada me siento y por lo tanto más feliz.

Yo creo que al final es una cuestión de costumbre, que paredes a ver lo positivo de las cosas y te fijas menos en lo negativo, pero creo que en realidad tiene más que ver con el último punto.

6. Atraes la energía que tu das:

Sinceramente creo que recibes lo que tú das.

Me pasa que cuando me siento agradecida doy, y a su vez los que reciben de mí se sienten agradecidos. Y cuando sonrío recibo sonrisas y cuando me enfado lo obtengo son malas caras.

Te propongo un experimento

1. Observa tus quejas y trata de evitarlas, o de proponer una alternativa constructiva en vez de una simple queja. En vez de “Siempre vamos al cine y estoy harta” prueba un “¿Qué te parece si hoy vamos al teatro?

2. Cuando te sorprendas pensando en que necesitas o quieres algo, piensa además en algo que ya tengas.

3. Al irte a dormir agradece tres cosas que te hayan ocurrido ese día.

4. Piensa en alguna consecuencia positiva de algo que consideres negativo. Y agradécelo. He salido más tarde del trabajo, pero me he encontrado a un amigo que hace tiempo que no veía. Agradece haber salido más tarde del trabajo.

5. Observa cómo poco a poco tu comportamiento y tus sentimientos van cambiando y te sientes más afortunada, más positiva.

6. Estate atenta de las reacciones de los demás o lo que recibes según lo que tu des al mundo.

EN FIN

Que si quieres sentirte bien, una parte importante depende de lo que agradezcas en tu vida, porque son esas las cosas que te hacen feliz.

¿Te apetece compartir algo por lo que te sientas agradecida?

Comparte.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Suscríbete.

Comienza hoy mismo a conectar y disfrutar de ti misma y practicar dónde y cuándo quieras con el reto gratuito de 7 días que he creado para ti.

Quizás te interese...

14 comentarios en “DAR LAS GRACIAS TE HACE MÁS FELIZ”

  1. Primero que nada quiero agradecerte por hacerme pensar y sobre todo por hacer que tus palabras me hagan reflexionar que en la vida uno debe estar agradecido con lo que tiene y sobre todas las cosas las enseñanzas que dejas.
    agradecer mas y quejarse menos la consigna despues de leerte.
    gracias
    y vos compartir tu escrito con tui permiso con un grupo de amigos

    1. Gracias a ti por leerlo Matius. Me alegro muchísimo de que te haya gustado, y por supuesto, comparte lo que quieras, que. Ami me viene bien y crees que puede interesar a otros mejor que mejor. Gracias y un abrazo! 😀

  2. Amanda Echeverri Uribe

    Gracias por dar, por enseñar, por recibir y por todo lo que brindas. Agradezco al Altisimo por la vida y todo lo que cada dia nos trae. Es maravilloso compartir las bondades y regalos que se nos dan y sentir el cosquilleo de decir gracias a quien lo recibe.
    Gracias infinitas gracias para hoy y siempre
    Amanda

    1. ☺️ Un placer Amanda. Gracias por estar ahí para recibirlo. Qué bonito es valorar lo que se tiene y qué bonito es compartirlo. Besos!!

  3. Me siento agradecida por tener salud, ya que la considero un punto esencial de todo nuestro ser, tanto fisica como mentalmente! Se leen y escuchan muchas cosas negativas diariamente, la sociedad simplemente a veces agobia con tantas cosas – … saludos

    1. Ay la salud! Que importante es y qué poco la valoramos a veces. Gracias por compartir Andrea. Y si, hay que alejarse un poco de los comentarios negativos que aportan poco y hacen daño 😉. Un abrazo enorme!

  4. Me ha encantado. Gracias de nuevo. Estoy totalmente de acuerdo.
    Yo agradezco a mi familia cada día que me haya enseñado a valorar lo que tengo y necesitar cada día un poco menos. Se lo retransmito a todos los que tengo cerca, sobretodo a mis hijos. Espero que cada generación haya más gente que valore lo que tiene que es mucho más de lo que necesita…así nuestros nietos serán mucho más felices 😘

    1. ☺️🙏🏻 Gracias por tu comentario Naiara y tienes toda la razón ojalá seamos capaces de entre todos dejar un mundo más amable a los que vengan después. Un besazo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

“Al enviar aceptas la política de privacidad. Los datos que proporciones al enviar tu comentario, serán tratados conforme la normativa vigente de Protección de Datos y gestionados en un fichero privado por María Langenheim Moreno, propietaria del fichero. La finalidad de la recogida de los datos, es para responder únicamente y exclusivamente a tu comentario. En ningún caso tus datos serán cedidos a terceras personas. Consulta más información en mi Política de privacidad.