10 SENCILLOS HÁBITOS QUE ME HACEN SENTIR CONECTADA, EN CALMA Y CONTENTA TODO EL DÍA

10 SENCILLOS HÁBITOS QUE ME HACEN SENTIR CONECTADA

10 SENCILLOS HÁBITOS QUE ME HACEN SENTIR CONECTADA

Ultimamente mi vida está cambiando muchísimo y ya me ha dicho Consuelo (mi astróloga favorita), que esto va para largo.

Así que ya me he hecho a la idea que me vida será una sucesión de cambios, nuevas experiencias y muchas cosas que aprender.

Tampoco esperaba otra cosa.

He dejado mi trabajo por voluntad propia hace menos de dos meses y acabo de abrir una sala de yoga, que menos que me cambie la vida.

Otra cosa es que por esperarlo me encante la situación, porque me gusta el riesgo, me gusta la aventura, me encanta probar cosas nuevas y salir de mi zona de confort.

Pero vivir fuera de tu zona de confort tiene lo suyo.

Y a veces los niveles de estrés y ansiedad suben más de lo necesario y no es nada saludable.

Lo que me ayuda mucho son mis pequeñas rutinas o hábitos que he ido incorporando a mi vida en los últimos años, y que no cambio por nada del mundo, ya que hacen que el estrés por tanto cambio y tanta cosa nueva me provoca sea menor.

Es más, no solo consiguen que mi estrés se reduzca, ese es uno de sus beneficios, la realidad es mucho mejor.

Porque esas pequeñas cosas hacen que me sienta mejor en general, y puedo afrontar cada nuevo reto de otra manera o puedo vivir un día normal pero de forma mucho más saludable y positiva. Así mantengo mi energía a tope, o casi a tope.

10 SENCILLOS HÁBITOS PARA SENTIRME CONECTADA Y EN CALMA TODO EL DÍA

1. Agradecer.

Si, según abro los ojos, y apago el despertador, trato de concentrarme en todas las cosas geniales que hay en mi vida y que agradezco enormemente. O cualquier cosa que se me pase en ese momento por la cabeza.

No siempre son grandes cosas, a veces simplemente es que estoy en mi cama y que tengo unas sábanas muy suavecitas que me tapan. O lo bien que he dormido. O la ducha caliente que me espera.

Porque cuanto más agradezco siento que más recibo. De hecho te lo contaba en este post hace ya un tiempo.

2. Mi sesión de yoga.

Claro, esto no puede faltar.

Porque fue lo que me cambio la vida, un simple y sencillo hábito como es practicar cada mañana o casi cada mañana al menos 15 minutos. Y parece que es mucho y que tienes que hacer un súper esfuerzo, pero no es así.

Estirar el cuerpo, activarlo, moverlo, sentirlo…. Y respirar y conectar un momento contigo misma.… Hacer yoga te cambia el día si o si, y siempre a mejor.

[thrive_leads id=’155′]

3. Mi agua con limón.

Este hábito parece una tontería, pero sienta genial y es muy sencillo.

Un vaso de agua tibia con un chorrito de limón para hidratar el cuerpo. Que por la noche se deshidrata, porque pasamos muchas horas sin beber nada.

Y para comenzar el día y activar tu organismo de forma suave es genial.

4. Al menos 5 minutos en silencio.

Trato de estar al menos 5 minutos al día en silencio, meditando o simplemente estando conmigo misma de forma consciente.

No en silencio mirando el email claro, eso no cuenta. Unos minutos de conexión contigo misma, escuchando tu respiración, escuchando y sintiendo tu cuerpo. Parece poco pero supone mucho.

Pruébalo.

5. Abrazar.

Está comprobado que abrazar (mas aún si el abrazo dura varios segundos) hace que se reduzca el estrés y aumente la sensación de confianza ya que aumentan la dopamina y la oxitocina, y se reducen los niveles de cortisol, la hormona del estrés.

Y yo abrazo a todo el mundo, a mi chico, a mi madre, a mis hermanos, a Nura, a quien pille y se deje abrazar.

Y si no hay nadie me abrazo a mí misma.

¿No te parece un hábito maravilloso?

6. Pasear con Nura

Salir a tomar el sol y que me de el aire en la cara es uno de los hábitos que mejor me sientan.

Este en concreto no siempre lo hago como me gustaría, a veces no tengo tiempo o a veces el tiempo no acompaña para salir a dar paseos, pero aunque sea una ir a dar una vuelta cortita con ella, me conecta y reconforta siempre.

7. Leer

Algo que me aporte, me enriquezca, me haga crecer o pensar o aprender. Este es el hábito que más me cuesta, porque no siempre consigo coordinar el momento perfecto y a veces me cuesta sacar tiempo.

De hecho es mi nuevo reto, organizarme el día para poder leer más, al menos una hora. Leer me ayuda a inspirarme, a crear, a aprender…

Leer siempre me hace crecer. Por eso es mi meta. Hacerlo un hábito real.

8. Sonreír.

FLOW SOUL YOGA EXPERIENCE MARRUECOSNo sé si es un hábito o una respuesta natural pero sonrío mucho y trato de hacerlo a menudo y conscientemente, a la gente, a Nura, a mí misma y mis ocurrencias o cuando algo no va como yo esperaba o cuando me tropiezo o se me cae algo.

Sonrío. Es verdad que no siempre sale, no soy Miss Wonderful, y digo también muchos “joder”, “mierda”, “me cagüen todo”… Si, eso también sale, pero después trato de sonreír.

Porque tiene efectos parecidos a los abrazos.

9. Una infusión calentita.

Antes de ir a dormir, siempre me gusta tomarme una infusión. Disfrutarla despacio, concentrada, saboreando … Hace que mi cuerpo y mi mente se relajen, preparándome para el descanso.

Mis favoritas de jengibre y canela o de regaliz y jengibre. (Me encanta el jengibre).

10. Repasar todo lo bueno del día.

Cuando ya estoy en la cama antes de dormir, trato de pensar en todas las cosas bonitas que me han ocurrido durante el día, a mí o a personas a las que quiero, para así invocar a las buenas vibraciones durante el sueño y volver a despertarme con una sonrisa en la cara.

Gracias a esas pequeñas rutinas o hábitos me mantengo conectada, no son actividades que ocupen mucho tiempo, pero el efecto que tienen en mi día es muy poderoso.

Hacen que mantenga una cierta clama o paz dentro del caos que a veces son mis días.

¿Por qué desarrollar hábitos de este tipo?

Porque son pequeñas acciones, que mantenidas en el tiempo te ayudan a tener una vida más plena y de forma inconsciente, sin que te suponga un esfuerzo enorme.

Al principio tendrás que pensarlos y recordarlos, pero una vez se han instalado en tu vida lo haces de forma automática, sin esfuerzo y disfrutando de todos sus beneficios.

Así que te animo a que desarrolles tus propios hábitos de conexión (si es que aun no los tienes) para que tu día sea genial, por muy caos que sea tu vida.

Y si lo haces me encantaría que me lo contaras en los comentarios o si ya los tienes que nos lo cuentes y así todas podemos aprender de todas y generar pequeños hábitos en nuestro día a día que nos hagan la vida más bonita.

Comparte.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Suscríbete.

Comienza hoy mismo a conectar y disfrutar de ti misma y practicar dónde y cuándo quieras con el reto gratuito de 7 días que he creado para ti.

Quizás te interese...

1 comentario en “10 SENCILLOS HÁBITOS QUE ME HACEN SENTIR CONECTADA, EN CALMA Y CONTENTA TODO EL DÍA”

  1. hola yoguita , me gusta leer tus articulos, me alegra q puedas tener estos maravillosos hábitos, porque de verdad q cuestan , en el caso mio a veces lo hago otras paso de largo por cualquier motivo , abrazar resulta mas fácil, sonreir si podriamos decir q no estan dificil mas de alguna cosa pasa o te encuentras con alguien y las sonrisas salen solas lo del vaso de agua si pero sin limon , a veces el aguita de noche, las practicas la verdad no todos los dias pero eso pretendo, leer no seguido pero me gusta, dar gracias en cualquier momento del dia, jugar con la gata o perros si al menos hacerles un cariñito, darte tu tiempo casi siempre,……bueno yoguita un gran abrazo….Namaste

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

“Al enviar aceptas la política de privacidad. Los datos que proporciones al enviar tu comentario, serán tratados conforme la normativa vigente de Protección de Datos y gestionados en un fichero privado por María Langenheim Moreno, propietaria del fichero. La finalidad de la recogida de los datos, es para responder únicamente y exclusivamente a tu comentario. En ningún caso tus datos serán cedidos a terceras personas. Consulta más información en mi Política de privacidad.